Demo

Laura Ordóñez

 

Desde pequeñita le gustaba escribir, la poesía le pirraba,. Cantar, cantaba, pero como todo el mundo, en la ducha y a escondidas. Fue una amiga suya la que la pilló un día por banda y le dijo: Tía, cantas de puta madre. Todo empezó con una encerrona, “habíamos quedado para ir a tomar unas cañas y de repente me encontré en un estudio cantando con uno de los componentes de ” Fue con este grupo con los que empezó a coger carrerilla, colaboró con ellos en su disco con la canción y en varios conciertos el año pasado.

Laura reconoce que es egoísta a la hora de componer, es de esas artistas por necesidad. “Los momentos de mayor inspiración son cuando estoy chunga, aunque también escribo sobre vivencias o cosas que me gustaría que pasasen, ¡no siempre hay que ser pesimista!” Pero sí, ella es de las que se desnuda con las letras sin que le preocupe el qué dirán. Se autodescribe como al igual que su música, pero sobretodo emocional, “escribo y canto lo que siento”.

Ha pasado ya por los escenarios más emblemáticos de Madrid: son algunos, y ahora se dispone a conquistar otras comunidades. . Ella ve el futuro de forma positiva y aunque sabe que es difícil conseguir vivir de la música, se conforma con llegar agracias a ella, “lo importante en esta vida no es el dinero sino la felicidad, hacer lo que te llena como persona, eso nunca debemos olvidarlo”.


 

Artículos Relacionados

Discografía

  • Vídeos:

    Deja un comentario

    Por favor, identifícate para dejar un comentario. Inicio de sesión opcional.