Demo

Delantera mítica

Letras del disco

Delantera mítica

Dejaré que se escape si depende de mí, 

no me voy a romper la cabeza, 

aunque a ti te parezca que paso de todo. 

 

Dejaré que se escape si depende de mí, 

cavaré un agujero en la tierra, 

Abriré la botella de Jimmy Mcnulty. 

 

Lo supe cuando di la vuelta. 

Me creía toda la película, 

he caído en todas tus trampas, 

pero te llevo en el corazón. 

 

Dejaré que se escape si depende de mí, 

gastaremos las últimas balas, 

soplaremos las velas de un barco pirata. 

 

Dejaré que se escape si depende de mí, 

me emborracharé dos veces por semana, 

rezaré lo que sepa después de que salten las ratas. 

 

Lo supe cuando di la vuelta. 

Me creía toda la película, 

he caído en todas tus trampas, 

pero te llevo en el corazón. 

 

Fuimos una delantera mítica 

y lo entiendo pase lo que pase, 

porque te llevo en el corazón. 

 

A decir verdad había química 

y te espero cuando todo estalle, 

porque te llevo en el corazón, 

porque te llevo en el corazón.

Tenía que decírtelo

1, 2, 3, y... 

 

Un streptiss encima de un piano de cola, 

Un milagro, que ocurre en el cine. 

El casino en llamas, las escarbadoras, 

De los años felices. 

Un vestido de novia, pagado con dinero negro, 

La cazadora del trueno, de las noches de euforia. 

Esta mañana los pájaros huyeron del nido, 

Usando pasaportes falsos, 

Y el cartero ha dejado un aviso, 

Del servicio de inmigración. 

 

La escopeta cargada, al lado de la mecedora, 

La cafetera oxidada, de los lunes al sol. 

 

Ya están aquí para cubrir el expediente, 

Los presidentes de la desesperación, 

Ya están aquí, con el cuchillo entre los dientes, 

Tenía que decírtelo. 

 

Un eclipse total desde segunda fila, 

Te asusta, pero no te importa. 

Alguien juega a salvarte la vida, 

Con la estrategia de un predicador. 

Te conoce bien, te gana en las distancias cortas, 

Con el estado de gracia de los últimos shows. 

 

Ya están aquí para cubrir el expediente, 

Los presidentes de la desesperación, 

Ya están aquí, con el cuchillo entre los dientes, 

Tenía que decírtelo. 

 

Quién quiere abandonar el edificio ya, 

Lo raro es no sentirse fuera de lugar. 

 

Tenía que decírtelo... 

Tenía que decírtelo... 

Tenía que decírtelo... 

Tenía que decírtelo... 

Tenía que decírtelo.

Me lo agradecerás

Igual le vale a otros, 

pero a mí ya no me sirve para nada 

El ruido de las motos, 

Los árboles flotando en la manada. 

 

Algunos se emocionan, 

algunos siempre piensan en lo mismo. 

Ayer me viste rota 

y tú como si no fuera contigo. 

 

Cuando te vuelva el corazón a su sitio, 

me lo agradecerás. 

Dónde estarás si estoy vivo, 

dónde olvidé mi silla de montar. 

 

Los hinchas se motivan 

en los alrededores del estadio. 

Tu sigues insistiendo 

en que no tienen nada que ver contigo. 

 

Algunos se confían, 

algunos se protegen demasiado. 

Anoche te atracaron 

en la gasolinera de Carriedo. 

 

Cuando te vuelva el corazón a su sitio, 

me lo agradecerás. 

Dónde estarás si estoy vivo, 

dónde olvidé mi silla de montar. 

 

Cuando te vuelva el corazón a su sitio, 

me lo agradecerás. 

Dónde estarás si estoy viva, 

dónde olvidé mi silla de montar, 

dónde olvidé mi silla de montar.

¿Es tu amor en vano?

¿Pero tu me quieres, 

o sólo esperas que me vaya bien? 

¿De verdad me necesitas como dices, 

o te sientes culpable sin querer? 

 

Me he quemado y sé como está el percal, 

he perdido y no he dormido bien. 

 

¿Seré capaz de confiar en ti, 

o me estoy engañando otra vez? 

 

Ahora vas tan rápido que no lo puedes ver, 

y te tienen que parar. 

 

Cuando estaba a oscuras insistías en entrar, 

¿por qué lo hiciste?. 

 

Sabes donde estoy, 

sabes como soy, 

no te lo tienen que explicar. 

 

¿Vas a dejarme ser quien soy en realidad, 

o lo tengo que inventar? 

 

He crecido en el valle, 

me doblé con el viento, 

estuve arriba y abajo. 

 

Me ofrecieron de todo, 

me trataron como a un rey, 

pero no me impresionaron. 

 

Muy bien, lo intentaré otra vez, 

me enamoraré de ti. 

 

Si lo estropeo, te daré las llaves. 

 

¿Cuidarás de mí? 

¿Harás que crezcan las flores? 

¿De verdad entiendes mi dolor? 

 

¿Estás dispuesta a jugártelo todo, 

o será tu amor en vano? 

 

¿Estás dispuesta a jugártelo todo?

Dallas - Memphis

El sombrero pesa más que la cabeza, 

las ideas se pelean con las balas. 

Le rezan a la virgen del rencor 

las chicas malas. 

 

Mis amigos no querían darse cuenta 

se creían que era alguno de mis dramas. 

Tocaba en Autopista y me quería, 

no podía quejarme de nada. 

 

Bajos fondos, carne débil, 

quizá soy lo que menos necesita. 

Se fue dejando un rastro de confeti, 

la luz del garaje encendida. 

 

El misterio dura más que la certeza, 

esos días yo bebía demasiado. 

Si ha sido sólo pura coincidencia, 

te invito a un trago. 

 

Bajos fondos, carne débil, 

ejércitos de rock rompiendo filas. 

Se fue dejando un rastro de confeti. 

 

Doble rombo, ponte sexy, 

supongo que ahora duermes calentita. 

Las tres de la mañana Dallas-Memphis 

la luz del garaje encendida, 

la luz del garaje encendida.

La fábrica

Ahora parece que vas a mezclar fuego y gasolina. 

Ahora parece que quieres largarte 

y apenas acabas de llegar. 

 

Tuve la suerte o la mala suerte 

de haberte visto caer. 

Aquellos días no era consciente 

o no me lo quería creer. 

 

Los chicos se han quedado deshinchando zodiacs. 

Dios se ha largado sin pagar la última ronda. 

 

¿Cómo te sientes? 

¿te quieres matar? 

¿cuánto necesitas?. 

 

Ahora parece que tienes bastante, 

y todavía no has oído la verdad. 

 

Los viejos se han cansado de forzar la máquina. 

Dios se ha largado sin pagar, 

y tu última novia ya no sabe donde estás 

no sabe donde estás 

no sabe dónde estás. 

 

Tus planes han cambiado los de los demás. 

Durmiendo de costado, 

su dardo envenenado silbándote en la oscuridad.

Las chicas son magníficas

Vas a muerte y nunca te cubres, 

te funden a la mínima. 

Las promesas nunca se cumplen, 

una cuestión política. 

 

Perseguimos huellas y cumbres, 

nos gustan las películas. 

Los leones rugen pero ya hace tiempo, 

que nos han dejado de asustar. 

 

Temblar, temblar, temblar. 

Rasparte los codos en el bar. 

Temblar, temblar. 

Encontrar tu sitio 

y dejarlo sangrar 

 

Yo te di mis naves y nubes, 

mi físico y mi química. 

Mis amigos vienen del lumpen, 

las chicas son magníficas 

 

Nos ofreces camas y lumbres, 

nos toman la matrícula. 

Las mejores huyen, las chaquetas crujen 

a la luz de la luna 

 

Temblar, temblar, temblar. 

Rasparte los codos en el bar. 

Temblar, temblar, 

No meterte en líos 

Y dejarlo sangrar 

 

Temblar, temblar. 

Temblar, temblar. 

No meterte en líos 

y dejarlo sangrar

No encuentro a Samuel

No voy a dormir, 

voy a poner ese disco otra vez. 

No encuentro a Samuel, 

se habrá largado de perras. 

 

Ayer conocí a la bajista, 

de groupies eléctricas. 

Me decía adiós cargado 

de absenta y de niebla. 

 

Luego llamé a mi mejor amigo, 

volví a comprarme las gafas de Mike. 

Quería hablar un ratito contigo, 

pero no daba ninguna señal. 

 

No estoy en Madrid, 

no reconozco las calles. 

Se escapan de mí, 

se ha congelado la imagen.  

 

Cuando vino Sam 

yo estaba tirado en la hierba. 

 

Luego llamé a mi mejor amigo, 

volví a comprarme las gafas de Mike. 

Quería hablar un ratito contigo, 

pero no daba ninguna señal. 

 

Resucité en un parking 

bajo el ayuntamiento 

Debían ser las seis de la mañana. 

Ya podemos ir a dormir, compañero. 

 

Luego llamé a mi mejor amigo, 

volví a comprarme las gafas de Mike. 

Quería hablar un ratito contigo, 

pero no daba ninguna señal. 

Ninguna señal

Parece mentira

La vida entera, 

la piel de los neumáticos, 

el coleccionista de panteras. 

 

Los músicos borrachos, 

el golpe de cadera, 

que arruinó la carrera del muchacho. 

 

Las siete y media, 

los últimos románicos, 

se acaban acostando con cualquiera. 

 

Te llevan los demonios, 

con la lengua afuera, 

y tendrás que ocuparte de tu socio. 

 

La primera vez que lo ves parece mentira, 

la segunda vez dan ganas de correr. 

La primera vez que lo ves parece mentira, 

la verdad es más difícil de creer. 

 

El gol de Iniesta, los párpados cromados. 

el rabo entre las piernas. 

 

La primera vez que lo ves parece mentira, 

la segunda vez dan ganas de correr. 

La primera vez que lo es parece mentira, 

la verdad es más difícil de creer. 

Me basta con saber, me basta con saber, 

que sigues viva, que sigues viva. 

 

La primera vez que lo ves parece mentira, 

la segunda vez dan ganas de creer. 

La primera vez que lo ves parece mentira, 

la verdad es más difícil de entender. 

Me basta con saber, me basta con saber, 

que sigues viva, que sigues viva.

No hagas planes

No hagas planes, 

no hagas planes, 

puede que mañana todo estalle. 

 

No hagas planes, 

no te embales, 

no te inventes todos los finales. 

 

No te engañes, 

te roba un pensamiento y va 

atravesando el plano real. 

 

Un movimiento eléctrico, 

anticipando el salto mortal. 

 

No hagas planes. 

 

No hagas planes, 

no hagas planes, 

no te vuelvas loca de remate. 

 

No te embarres, 

no dispares, 

llevo demasiado tiempo solo. 

 

No te engañes. 

 

Te roba un pensamiento y va 

atravesando el plano real. 

 

Un movimiento eléctrico, 

anticipando el salto mortal. 

 

No hagas planes. 

 

No hagas planes, 

no hagas planes, 

no hagas planes, 

no hagas planes. 

 

No hagas planes, 

no hagas planes, 

no hagas planes...

¿Dónde está el dinero?

Huelen el miedo de la calle, 

saben que hacer con un poco de humo. 

Solo es un globo gigante, 

deshinchándose, deshinchándose. 

 

Miran al techo cuando arde, 

pueden bailar sobre el canto de un duro, 

los chicos siguen en el parque, 

despertándose, despertándose. 

 

¿Dónde está el dinero? 

¿Dónde está el dinero? 

¿Quién será el primero en hablar? 

Se escuchó un tic-tac en el séptimo cielo. 

 

Toman medidas policiales, 

muerta la ley, la justicia es un lujo. 

Vive en un piso de alto standing, 

entregándose, entregándose. 

 

¿Dónde está el dinero? 

¿Dónde está el dinero? 

¿Quién será el primero en hablar? 

Se escuchó un tic-tac en el séptimo cielo. 

 

Gángsters y trileros, 

todos hacen juego, 

nadie va a comerse el marrón. 

Aprendiendo a nadar bajo el aguacero. 

 

¿Dónde está el dinero? 

¿Dónde está el dinero? 

¿Quién será el primero en hablar? 

 

Aprendiendo a nadar bajo el aguacero, 

los chicos siguen en el parque, 

aprendiendo a nadar bajo el aguacero, 

los chicos siguen en el parque, 

aprendiendo a nadar bajo el aguacero, 

sólo es un globo gigante.

Viejos capos

Mejor no hacer demasiadas preguntas, 

hacerte el loco con tus putos héroes. 

No siempre van a estar a la altura, 

aquí la vida es dura de roer. 

 

Sangre caliente, genio y figura, 

amantes dominantes al poder. 

Tengo la fe pero tengo mis dudas, 

y espero no dejarlas de tener. 

 

Los viejos capos cantan blowing in the wind, 

los jóvenes católicos se empalman. 

Tus ídolos se lanzan en el ultimo sprint, 

cuando ya no queda nada que ganar. 

 

Mejor no hacer demasiadas preguntas, 

dejarlo todo igual que lo encontré.  

Tengo la furia y tengo la culpa, 

el hambre con las ganas de comer. 

 

Piel de serpiente, carne de rumba, 

tan sólo es la impresión que me llevé. 

Mejor no hacer demasiadas preguntas, 

si tienes algo bueno que perder. 

 

Los viejos capos cantan blowing in the wind, 

los jóvenes católicos descargan. 

Tus ídolos se lanzan en el ultimo sprint, 

cuando ya no queda nada que ganar. 

 

Los peces gordos ladran, vienen por aquí, 

los días que se inclina la balanza. 

Los números no fallan, tus ídolos sí. 

sólo tienes que vivir con ello, 

sólo tienes que vivir con ello.

Artículos Relacionados