canciondeautor.es

Demo

Principio y fin

Letras del disco

Derechos humanos

Las calles de Madrid hoy infectadas por enfermos de la sociedad

Cuando uno pierde hay otro que gana llenando su bolsillo

Hoy vende su vida en cada pico y esnifa su propia muerte en rayas

Fumándose los sueños en papel de plata

Y "te esfumas sin plantarle cara y tu cara lo plantado se fuma"

Y "te escondes en el polvo blanco y el blanco de ese polvo eres tú"

No le echéis la culpa si ahora os roba

Por la calle a punta de pistola

Sus venas pagan con nosotros por el pecador

 

Las calles de Madrid hoy infectadas por

Basura hambrienta del mundo entero

Pateras que juegan a vivir buscando el sueño europeo

Patriotas que pierden su trabajo

Pero ellos limpian lo que ensuciamos

Hubo quien extirpó su dignidad en la casa de campo

Leo el cuento del que vence y el vencido

El siglo se finiquita y todo igual

No hay licencia en derechos de vida

Fue su condena antes de nacer

Otra final por goleada hoy toca perder

 

Pidiendo tregua en cada paso, pidiendo paso en cada tregua

Una mujer huérfana de risa carga en sus ojos cada miseria

Cadáver que habla con cuerpo ajado

Por las manos de un loco borracho

Y alguien con toga conspira abdicando

A todos los derechos humanos

Cadáver que habla con cuerpo ajado

Por las manos de un loco borracho

Y alguien con toga conspira abdicando

A todos los derechos humanos

1256 días

He pasado cuatro años navegando

En la duda de callar o preguntar

He hecho cuentas, no es posible peor saldo

No hubo intento y he perdido igual

He querido quererte sólo como amiga

Pero aun no he aprendido a olvidarte

He hablado demasiado sin palabras

Malexijo una respuesta por tu parte

                                  

He vivido en el filo de este sueño,

Por no dar la cara me toco la cruz

He cambiado el vergel por el desierto

De la flor pase a esta duna sin lo azul

He querido comerte el alma a besos

He intuido en tu saliva un elixir

He soñado que a tu lado esta cama

No era sólo un lugar para dormir

 

He leído en las líneas de tus manos

la analgesia para esta soledad

He probado en noches deshabitadas

El sabor de esta ausencia de metal

He sido carne del olvido, he blasfemado contra Cupido

Porque sólo, sólo apuntó hacia mí

He soñado que a tu lado esta cama

No era sólo un lugar para dormir

Nicaragua

Nicaragua, Nicaragüita, vuelo y caigo en tu cuerpo

El sucio asfalto del suelo brilla más que los ojos de tus pequeños

Algo va mal cuando un niño ya es un veterano

Tras veinte días con los chavalos yo no regreso intacto

Y paso, y paso lloviendo tanto tiempo

Que en ríos de lodo quedó enterrado el latido del pueblo

Y paso, y paso lloviendo tanto tiempo

Que en metros de lodo quedó enterrado el latido del pueblo

                   

Nicaragua, nicaragüita, sangre revolucionaria

Ella aprovecha mientras hay corazones que ondean a media asta

Si Sandino algún día levantara cabeza

¿Dónde estarían tus ojos? Escondidos, sin duda, por la vergüenza

Y pasé, y pasé llorando algún tiempo

Volví delirando, cantando victoria y ahora te miento

Y pasé, y pasé llorando algún tiempo

Volví delirando, cantando victoria y ahora te miento

Y pasé, y pasé llorando algún tiempo

Volví delirando, cantando victoria cantando victoria y ahora te miento

 

Y un alma mira al cielo, como esperando que llegue

Otro huracán asesino que extirpe a su cuerpo la vida que tiene

Por si fue poco la guerra, la madre naturaleza se ensaña con su familia

Y el dialogando con la miseria

 

Y pasé, yo pasé llorando algún tiempo

Volví delirando, cantando victoria y ahora te miento

Y pasé, y pasé llorando algún tiempo

Volví delirando, cantando victoria y ahora te miento

Y pasé, y pasé llorando algún tiempo

Volví delirando cantando victoria y ahora te miento

Y pasé, y pasé llorando algún tiempo

Volví delirando cantando victoria y ahora te miento

De otra manera

Para sentir no bastan cinco sentidos,

Para querer no basta el corazón

Para vivir no basta con los instintos

Y para cumplir no basta con ofrendas a un dios

Para sufrir ni hace falta un atleti

Y para ser, para ser no hace falta una bandera

Para hablar de su piel no hay palabras

Ni para entender mujeres, ni para volar fronteras

                 

Para poder escribir lo que canto no hace falta parecerte apto

Para poder escribir lo que canto no hace falta parecerte apto

 

Para amar no hace falta un contrato

Y para odiar nos sobran los motivos

Para cerrar la puerta del olvido

Me hace falta un rato viviendo en su latido

Para nacer no hace falta merecerlo, para morir nos sobra una vida

Para joder no es imprescindible el sexo

No hacen falta buenas cartas para ganar la partida

 

Para poder escribir lo que canto no hace falta parecerte apto

Para poder escribir lo que canto no hace falta parecerte apto

 

Para contar otra vez nos falta un padre

Para matar nos roban el ojalá

Para enterrar siempre hay un Mediterráneo

Y para volver el cuello se partió por la mitad

Para crecer ayer hizo falta un sur

Para habitar hacen falta unas pupilas

Para llover se recoge en caracolas

Y para marchar me llevo tu sonrisa

 

Para poder escribir lo que canto no hace falta parecerte apto

Para poder escribir lo que canto no hace falta parecerte apto

Para poder escribir lo que canto no hace falta parecerte apto

Para poder escribir lo que canto no hace falta parecerte apto

Donde queda el mundo

Hoy el día no acompaña,

este corazón no engaña

Me ha fichado el olvido

Estrujándome las manos,

mis de dos dicen mentiras

cuando emiten sus sonidos

Las mangas de mi camisa

si no llegan a abrazarte

se suicidan en lejía

Lucho contra sentimientos

con una capa de polvo,

no me queda batería

Ahora cuéntame tu

¿Cómo puedes seguir viva

en un amor tan oxidado?

Ahora te explico yo      

Que sólo cuento hasta diez

cuando no tengo tus manos

He anulado la reserva que tenía en la esperanza

te has llevado el horizonte

No hay mal que por bien no venga o eso dicen los refranes

aunque no es cierto de noche

Ya no escribo borradores para pasarlos a limpio

con la letra de tu puño

Vivo en sitios que no existen preguntando a las estrellas

¿Dime dónde queda el mundo?

Principio y fin

Hay palabras que no hablo en conversaciones

Hay millones de canciones

Que otros mucho mejores inventaron.

Hay preguntas que nunca sabré responderte

Y tengo antecedentes

Que no me salvan hoy de ser el mismo error

                   

Fue mi padre un refugiado que sólo llegó hasta aquí

Y mi madre, en su Duero, con cariño aprendió a vestir

Nuestras vidas con un traje de calor

 

Mis amigos un oasis cuando habito el desierto

El respaldo que preciso en mi asiento

Su nombre es el de los buenos de los cuentos

Siempre ignorando los efectos secundarios

No quisimos conservar aquel resguardo

Aprobando exámenes comunitarios

Nos burlamos de eso que llaman fracaso

 

Cuantas noches de acordes, victorias, copas de más

Nuestras risas esparcidas por la barra de aquel bar

"Akí hay servesa", fiestas en la facultad

 

Cuando esa muerte de la que hablen sea la mía

Sobreviviré al espejo, si mi ausencia ocupa un hueco en vuestras vidas

Al tiempo le daré un buen apretón de manos por prestarme tantos años

Reíd, no encharquéis el día y que el viento

Barra todas mis cenizas.

Cuantas noches de acordes, victorias, copas de más

Nuestras risas esparcidas por la barra de aquel bar

"Akí hay servesa", fiestas en la facultad

Fue mi padre un refugiado que imberbe llegó hasta aquí

Y mi madre, con Faustina, con cariño aprendió a servir

En nuestras vidas un plato de calor

En nuestras vidas un plato de calor

En nuestras vidas un plato de calor

Aldabor

Instrumental

Niño grande

Mirando de lejos, de reojo, aún veo reflejos de la niñez

Tengo un espejo que me dice:

"Cambio poco a poco y de golpe a la vez"

Recuerdo que no hace mucho en este mismo bazar

Vendían amigos de quita y pon

Caté en manos de otros en copa y a morro

Formas de vida de distinto sabor, sabor

Miles de veces me enamoré de la misma persona

Te olvido te veo y caigo en tus ojos cargados de ayer

Limo asperezas de mis pies para andar

un nuevo camino contigo mi vida

Hoy me injerto en tu piel

 

Entre acordes me voy guardando

Biografía para conservar mi olor

Y en el fútbol cientos de tantos

Aunque fuera de la cancha hice mi mejor gol

A golpes de instinto puedo ensuciar mi nombre

Aunque en algunas faenas me llevo las orejas y el rabo también

Con tanta fotocopia del mismo original

No crezco, me aburro, si soy como soy no me puedo expresar

No me puedo expresar

Soy ecuador indeciso con las montañas de dudas que siembro

Florecen respuestas que quedan pequeñas si vuelvo a dudar

Sólo se que tu no eres la persona que yo conocí

En cambio, yo sigo mirando con mucho

descaro mujeres por la facultad

 

No camuflo las cicatrices de derrotas con nombre de mujer

El futuro me lo tomo de un trago

Tengo miedo así que acompáñame

Dejo atrás el discurso rebelde del quinceañero

Y me aferro a otro mucho más cuerdo

Padre, madre y hermano tirando de este cuerpo

Para no seguir resucitando muertos. Mientras sigo riendo

Miles de veces me enamoré de la misma persona

Te olvido te veo y caigo en tus ojos cargados de ayer

Limo asperezas de mis pies para andar un nuevo camino

contigo mi vida, hoy me injerto en tu piel

Soy ecuador indeciso con las montañas de dudas que...

Canción de amor

Si pienso en las calles que nos separan

No ahorro palabras para decir cuanto te echo de menos

Si pienso que no vives en esta casa

Sin ti al mantel le sobran metros

Me inyecto tu recuerdo y comienzo a crecer

Me distraigo con los vanos fotogramas del ayer

No puedo recordarlo pero tu pecho me dio la vida

Y sin la luz de tu cuerpo soy un desastre en la cocina

                                                 

A pesar de que en edad gastabas mucho más que yo

No hubo duda de quien era la mujer de mi vida

Nunca escatimamos a la hora del amor

Y cuando yo lloraba tu buscabas la salida

Si enfermaba, tú eras la medicina

Siempre me arropabas con tus manos de aspirina

Si pienso en las calles que nos separan

No ahorro palabras para decir que te quiero madre

Bancarrota

Esta noche ya no funciona el viejo combate cuerpo a cuerpo

El tiempo asesino demanda a estas horas vacíos "te quieros"

Desgastamos las palabras, enfermamos cada gesto

Ser cobarde cuando hay salvación

es condenarse a vivir mar adentro

Nuestros cuerpos bajaron su cotización

Ni nosotros invertimos a nuestro favor

No ofrecemos intereses,

camino de la bancarrota vamos los dos

                               

Hay momentos que reclaman a gritos una huida

Cuando la promesa pierde toda su validez

Vivo en fuera de juego, hoy tocamos fondo

El destino nos condena a no amarnos los dos a la vez

Nuestros cuerpos bajaron su cotización

Ni nosotros invertimos a nuestro favor

No ofrecemos intereses,

camino de la bancarrota vamos los dos

 

Hoy esnifo polvo de estrellas que contigo miré

Para tener en mis manos, mañanas en forma de ayer

Un amor en el exilio hoy se niega a volver

El sentimiento fosilizado hoy me obliga a resolver

Nuestros cuerpos bajaron su cotización

Ni nosotros invertimos a nuestro favor

No ofrecemos intereses,

camino de la bancarrota vamos los dos.

En tiempos imperfectos

Varios meses por delante con la misión de

jugar con ellos a lo que me plazca

Madrid, sin su cuerpo, no es lo mismo que ayer

Quizá Julio y Agosto me salvan

Me he propuesto matar de un golpe a su fantasma

Pues ha dejado en los huesos a mi cama

 

Seis millones de segundos en que sé que ella no estará

Hoy me ayudarán a buscar momentos

Para nombrarla en tiempos imperfectos

Y no seguiré volviéndome hacia atrás buscando su gesto

En las despedidas, esas que en un instante nos hacen viejos

                

Sólo sé que a mi lado podría haberse reído de mala manera

Sólo sé que sé poco pero sé que de ser feliz la risa es la bandera

Y eso hoy en día no lo ofrece cualquiera

Ay si su risa, si su risa apareciera

 

No sé si firmar contrato con su ausencia, tomar clases de amnesia

O el remedio de considerarla muerta como alguien ya dijo

No hablo de huir muy lejos de aquí

Hablo de vivir el presente en mi cuerpo

Sin tener que anestesiar mis sentimientos

Seis millones de segundos en que sé que ella no estará

Hoy me ayudarán a buscar momentos

Para nombrarla en tiempos imperfectos

Seis millones de segundos en que sé que ella no estará

Hoy me ayudarán a buscar momentos

Para nombrarla en tiempos imperfectos

Principio y fin