Demo

"Moraima" o la intensidad hecha canción

Reseña del nuevo disco de Andrés Suárez

"Moraima" o la intensidad hecha canción

La suya ha sido -es- una carrera cocinada a fuego lento, fraguada al candor de incontables noches en garitos a media luz, forjada sobre las ajadas tablas de vetustos escenarios como el número 8 de la calle Libertad, por donde tantos otros, antes que él, ya desfilaron con distinta suerte. Es en estos pequeños reductos de música en directo donde su figura ha ido creciendo con el paso de los años, casi con la misma pausa con la que su guitarra se ha ido llenando de muescas. Es en estos lugares, en los que la distancia entre público y artista la marca un suspiro y donde la palabra 'utopía', con todos y cada uno de sus múltiples y anhelantes significados, se resiste a claudicar ante el peso de los tiempos que corren, donde la fuerza de este gallego ha conseguido abrirse camino.

Y es ahora, justo ahora, recién cumplida la treintena, tras cerca de diez años rodando a lo largo y ancho de este país, tres álbumes de estudio ('De ida', 'Maneras de romper una ola' y 'Cuando vuelva la marea'), un EP entre ellos ('Piedras y charcos'), y el 'boca-oreja' como elemento catalizador, cuando Andrés Suárez publica 'Moraima', un disco que nace bajo el amparo de una gran compañía como EMI, hecho que, probablemente, le abrirá nuevos horizontes y le permitirá llegar hasta el gran público.

Con la producción del gran Peter Walsh (Stevie Wonder, Simple Minds...) y Alfonso Pérez, el de Ferrol se descuelga con un álbum gestado en los Estudios Cata de Madrid, en pleno directo, que es donde sus canciones crecen de forma exponencial, y ante un público reducido. Rodeado de una banda entre la que se advierten algunos de los músicos que acompañaron durante algunos años al mítico Antonio Vega, Andrés Suárez recupera un puñado de las canciones que mayor acogida han tenido en sus discos anteriores y las vuelve a vestir para 'Moraima' junto a otras inéditas hasta hoy.

Se trata de catorce temas, catorce historias de amor de principio a fin, sin ambages. Historias que comienzan bajo el foco de un escenario o entre los efluvios de unas copas de ron; que en algunos casos nacen y mueren una misma noche pero perduran en su imaginario, y que, a fin de cuentas, dan rienda suelta al universo de un artista vehemente a la par que sensible, cuya morriña por el mar, la lluvia y la tierra que lo vio nacer se plasma en cada verso. Y es que, las canciones, careciendo en muchos casos de una estructura al uso, van creciendo en intensidad hasta llegar casi a reventar, a desgarrarse en un punto culmen en la voz de este autor que juega con la intensidad como casi nadie. Es el caso de la soberbia 'Benijo', tal vez la mejor canción del disco -que crece, aún más, gracias al conjunto de cuerda dirigido por Marino Sáinz en todo el disco-, de 'Esta vez, si puedes', '6 caricias', o 'Más de un 36', ese medio tiempo que nace de algo en principio tan simple como la talla de un pie.

Pero Andrés Suárez no canta sólo al amor y es capaz de hablar en tercera persona con la misma sensibilidad con la que lo hace de sí mismo. Ya lo hizo con 'Marinero', canción dedicada a Ramón Sampedro en 'Maneras de romper una ola'. Esta vez, 'Rosa y Manuel' comporta un genial y conmovedor retrato de esa enfermedad que es casi una condena en vida: el mal de Alzheimer.

El resto de canciones, '320 días (Hace un año)', 'Así fue', 'La vi bailar flamenco, 'Necesitaba un vals para olvidarte' o 'No te quiero tanto' ("Me ha llamado caballero la puerta de un lavabo / me he mirado en el espejo, no era cierto y he llorado"), por poner algunos ejemplos, navegan en unos más que notables textos y quedan envueltas en un cuidado aroma pop, donde los sutiles arreglos han sido ideados para arropar unos temas que a menudo suenan a voz y guitarra.

'Moraima', permítanme la expresión, supone un golpe en la mesa, un 'por fin, aquí estoy yo', toda una declaración de intenciones de lo que este cantautor -¿hay canciones sin autor?- es a día de hoy y, tal vez, aún más que eso, de lo que puede llegar a ser más pronto que tarde. Si no lo es ya.

Imagen: andressuarez.es



¿Te gusta?



Compartir la noticia:


Relacionados con la noticia:

Noticias relacionadas
  • Canciondeautor.es entrevista a Andrés Suárez
    "Creo más en el trabajo constante, insistente si es necesario, que en los ojeadores: no puedes dejar de remar"
  • Artistas relacionados
  • Discos Relacionados
  • Enlaces relacionados: web oficial

    Deja un comentario

    Por favor, identifícate para dejar un comentario. Inicio de sesión opcional.