Demo

"Necesito un país". Reseña por Fran Astur

"Porque necesitamos un país que sonría y que con estas canciones nos quiten el gris de los días"

"Necesito un país". Reseña por Fran Astur

La mayor sorpresa que me llevé nada más escuché por primera vez el disco de Marwan fue el tema "Necesito un país". Porque es una declaración de principios. Una declaración de cantautor de los 80 ó 90. Es canción de autor en estado puro: es canción protesta que, para los que admiramos a los clásicos, nos pone el pelo de punta.

Y bien es cierto que últimamente muchos cantautores de este país estaban dándonos las sensación de estancarse en el tema de amor-desamor. De ahí la sorpresa que me produjo escuchar este tema enfocado a lo social.

El segundo aspecto que me impactó fue la fuerza de la canción. Es un tema que sorprende por el cambio brusco que da la entrada de Nach a la canción. Porque básicamente, cuando lo escuchas por primera vez no te lo esperas, te coge a contrapié... estás escuchando la guitarra y la voz de Marwan y de repente la percusión; el ritmo marcado y la manera de disparar versos de Nach (qué fácil hace rimas, es un genio). Y tras esa sacudida de Nach vuelve el tema a su comienzo. Es una maravilla, es un himno.

Y probablemente, lo escuches por segunda vez y vuelva a sorprenderte cada verso. Ya que todas las palabras están medidas con una precisión digna del remate de Andrés Iniesta en el gol que nos hizo campeones.

Y cuando escuches este tema en directo, entenderás lo que digo. Porque Marwan sólo con su guitarra también es capaz de estremecer, a pesar de no ser Nach, pero cuando se recita lo que se siente se nota. Y se gritan los versos que salen del corazón, aquello en lo que se cree.

Porque "Necesito un país" es un tema necesario para este país. Porque necesitamos un país que sonría y que con estas canciones nos quiten el gris de los días. Que nos hagan soñar mundos mejores y que nos devuelvan a la esencia de la canción de autor.

LETRA:

Necesito un país que se arranque la tristeza,
gente buena porque sÍ, algo de delicadeza.
Dónde están?
Cómo hacer que sucedan?
Donde están?
ya no sé la respuesta

Necesito un país que sonría,
necesito un país que se arranque ese grís que oscurece sus días,
Un país sin derecha a la izquierda
ni cuerdas que tensan rivales.
Sin peleles que vendan en teles sus sus intimidades.
Un país sin Rajoys Rubalcabas ni Aguirres,
Donde criemos a niños sensibles sabiendo que aquí serán libres,
un país con más libros y menos partidos del siglo.

Un país sin peligros ni líderes tan inservibles.
Un país sin deshaucios, mentiras ni estafas,
donde se acepten todos los credos, los sexos, ideas y razas.
Un país que no se atraganta que aguanta sus peros
donde justicia sea igual para obreros que para la infanta
un país que levanta su voz que grita,
que se agita y no acalla en cada batalla
contra quien le quita su pan y sus techo
(y vigilan sus tweets pero no cuentas en swiss)
Que golpe en su pecho y olvide el recelo,
que salga a exigir sus derechos sin dudas ni miedos.

Un país que limpie su rostro y se olvide del yo,
que encuentre en nosotros la fuerza, la voz,
que tenga valor, un país que se informe y no se conforme con humo,
donde trabajo y vivienda no sea el privilegio privilegio de algunos.
Necesito un país que piense y use la cabeza,
donde llenar la despensa no sea una proeza.
Un país que mejora y no roba, no llora, no implora.
Un país que se arranque la pena de una vez por todas.

Dónde están?
Cómo hacer que sucedan?
Donde están?
ya no sé la respuesta.
Necesito un país que se arranqué la tristeza.



¿Te gusta?



Compartir la noticia:


Relacionados con la noticia:

Artistas relacionados
  • Deja un comentario

    Por favor, identifícate para dejar un comentario. Inicio de sesión opcional.