Demo

Contra la lluvia

Pablo Moro presenta 'La vida solucionada' en Barcelona

Contra la lluvia
Tarde de miércoles gris en Barcelona. Mientras la lluvia cubre toda la ciudad, Pablo Moro hace las pruebas de sonido para su acústico en Espai Vart. Hace mucho tiempo que el artista no visita la ciudad, así pues, la cita casi se tornaba obligatoria y ni siquiera la lluvia frenó las ganas que todos los asistentes tenían de verlo.
 
Antes de que el concierto comience, hay tiempo para admirar y estudiar con detenimiento el local, que puede presumir de una decoración fantástica y un escenario pequeñito, pero perfecto; esto, junto con una iluminación a media luz, completan un ambiente único, íntimo, mágico.
 
Pasan de las 22 y ya estamos todos. Pablo Moro hace su entrada y es 'El último día' la canción que elige para dar comienzo la velada, como si de una afirmación definitiva se tratase, puesto que los días de promoción de su último trabajo 'La vida solucionada' en Barcelona, terminaban ahí, con este concierto "en familia". 
 
Tras recordar 'Smoking point', Pablo nos cuenta la historia de 'Los reyes del río', un homenaje a su padre y a su generación, que en su día lucharon porque nuestras vidas fuesen un poco mejores.
 
Bromea cuando llega el turno de su último single, 'La gente de mi tierra', que después de dos días presentándola por radios y televisiones, la ha tocado tantas veces que no sabe si darle la oportunidad de sonar; y se emociona con 'Pequeña luna de julio', una nana dedicada a su hija, que admite como su canción favorita de 'La vida solucionada'.
 
Poco a poco, va desgranando el nuevo disco, combinándolo con temas de trabajos anteriores e intentando, en todo momento, satisfacer las peticiones que el público hacía, como 'Tic-Tac', 'Aldrin' o 'A veces' y arriesgándose incluso a recordar temas que escapaban a su memoria, como 'Dolores Club' y 'Álbumes de fotos', arrancándonos a todos una sonrisa y una merecidísima ovación.
 
Hubo tiempo para risas, bromas, confesiones, conversaciones, recuerdos y hasta para canciones inéditas, como 'El habitante', que fueron detalles y motivos que hicieron que el encuentro se alargase más de lo previsto en un principio, hasta que, 'Entre vodka y caramelos', se despidió con 'El último vals'. Pablo Moro fue la respuesta y la solución perfecta a un miércoles gris. 
 
Ha merecido la pena luchar contra la lluvia.


¿Te gusta?


Relacionados con la noticia:

Artistas relacionados
  • Deja un comentario

    Por favor, identifícate para dejar un comentario. Inicio de sesión opcional.