Demo

Canciondeautor.es entrevista a Carlos Chaouen

El triunfo no está en cuánta gente o cuántas luces hay en el escenario.
El triunfo, para mí, siempre está en la canción.

Canciondeautor.es entrevista a Carlos Chaouen

No quisimos desaprovechar una de las visitas que anualmente Carlos Chaouen hace a los escenarios de Barcelona, y tras afinar sus cuerdas antes de un concierto memorable, pudimos tener una muy interesante conversación con él.

Se ha definido tu música como "fusión de autor". ¿Sigues de acuerdo a día de hoy con esa definición o etiqueta?
Las etiquetas siempre te condicionan mucho. Yo en el fondo creo que nunca he estado más cercano a la canción de autor pura, al rock... quizás depende de en qué época. No es que me identifique con la "fusión de autor", ya que la definición es un poco etérea: en "fusión" cabe todo... Porque cuando alguien hace canciones no piensa si va a ser canción de autor o si va a tener otras clasificaciones, ya que éstas vienen después. En el fondo creo que nadie se siente a gusto con ninguna etiqueta porque te encorseta. Pero por otra parte, como alguien dijo una vez, cualquier etiqueta es válida. Al final, tendemos a etiquetarnos y parece que si no estás clasificado en algo quizás no existes.

Autoproducirse concede ciertas libertades. Tu último disco  "Respirar" dista mucho en estilo y composición al resto, sobre todo en las letras y temáticas ¿Se puede ser más reivindicativo cuando se autoproduce?
Desde luego que soy más libre porque no hay ningún condicionante ni nadie que me limite. Aunque en otras épocas tampoco me haya sentido limitado, lo cierto es que los entornos siempre acaban influyendo. Decidir asumir la coproducción es un cúmulo de varios factores, una apuesta personal tras llegar al punto en que me fío más de mi criterio que de algunos criterios ajenos. Y como tampoco lo hago con la pretensión de gustarle a más o menos gente, me siento más satisfecho; por lo menos conmigo mismo. Como más tranquilo. Es más "mi hijo" que "el hijo de otros". Aunque también conlleva más responsabilidad y surgen las dudas de si uno lo está haciendo bien. Pero yo pienso seguir así por mucho tiempo, mientras pueda.

¿Qué te ha supuesto coproducir? ¿De qué te has liberado y qué cosas echas en falta?
Como parte negativa, echo de menos las promos y las ayudas externas que indudablemente siempre hacen que las canciones puedan llegar más lejos. Por contra, valoro que toco cuando y donde quiero, y sólo me tengo que preocupar de mí mismo y de la gente que me quiere; en el fondo ese es el estadio ideal, aunque haya una carencia económica. Por eso se está convirtiendo en una tónica y preferencia para todo aquel que puede hacerlo con el mismo nivel de calidad. Otro tema es tomar la decisión, en la que te arriesgas al 100% y no todos están dispuestos a asumir ese riesgo.

Echando un ojo a las librerías, encontramos a un Carlos Chaouen cada vez más cercano a la poesía. ¿Te sientes más cómodo en ella que en la música?
¡Qué va! En realidad cada vez escribo menos. El reciente libro publicado es un cancionero, apuntes de carretera, no un libro de poesía como tal. Personalmente la música es una ayuda para escribir. Otros sienten los dos terrenos más cercanos, pero no es mi caso. Para mí, escribir con música es más fácil, aunque entiendo que para algunos sea una limitación, porque hay que cumplir ciertos patrones rítmicos o de letra.

¿Qué encuentras en ambos "retiros"?
Escribir puramente poesía es algo que no he explotado tanto: me parecen palabras mayores. Me gusta y lo hago, pero más como un ejercicio personal, en el que uno se desnuda más. El elemento canción o guitarra funciona un poco como protección. No sé de qué manera, pero a mí la música me ayuda y funciona como un tobogán que llama a la letra. Yo no me imagino de otra manera, sin la guitarra, la toco desde crío casi a diario, sin pretender ni practicar ni mejorar, sino simplemente por el gusto de escucharla.

La canción de autor vive un talentoso momento. Siguen las rutas con la guitarra al hombro de bar en bar: la dura carrera de hacerse un hueco. ¿Qué opinas tú de esta generación? ¿Qué consejos les darías?
Creo que un tiempo atrás, a la gente le daba vergüenza o pudor ser identificado como cantautor y prefería cualquier otra etiqueta. Pero se ha conseguido romper ese precinto y esa gilipollez, porque la música es buena o es mala independientemente del estilo, y los artistas han perdido el miedo a que los identifiquen como "cantautores". Quizás esos talentos salen ahora a la luz, porque el público quiere escuchar canciones bonitas, ya sea acompañadas de una guitarra, de una banda o de una sinfónica.

Hace unos días entrevistábamos a Javier Bergia, y nos daba opinión y consejo para esta hornada de talento que busca su hueco, como dejar a veces las prisas de lado.
Carlos Chaouen
No vale todo a cualquier precio, pero eso a veces son "pequeños pecados de juventud", que hay que entender. Con el tiempo, pasando quizás por altibajos, es cuando uno ve sus propios errores, valora el trabajo de otros (como Bergia, Ruibal o mil maestros) y se da cuenta que el triunfo no está en cuánta gente o cuántas luces hay en el escenario. Esto es una carrera de largo plazo también llena de dificultades, de satisfacciones y el triunfo para mí siempre está en la canción.
Creo que ese ímpetu de juventud es normal y donde hay talento, al final sale a relucir. Yo les recomendaría que no pierdan los orígenes. Cuando uno comienza lo hace por pura afición, placer y deleite, y eso no deben perderlo nunca. Cuando la gente empieza a subirse al escenario, componer o comportarse para alguien, muestra una cara irreal. Y puede colar, puede engañar a alguna gente, pero con el tiempo se darán cuenta de que se están engañando a sí mismos. Y cuando a uno le dicen que es muy bueno, se te hincha el ego y ahí está el error; porque los "grandes grandes" siempre están aprendiendo y así tiene que ser.


LO SOCIAL: "ME PARECE QUE LA MAYORÍA DE LAS VECES LA MÚSICA SE APROVECHA Y VIVE DE ESE MOVIMIENTO. ESTO YA ME HA COSTADO ALGUNA DISCUSIÓN CON LOS COLEGAS"

En un momento de tu carrera, viajaste a Palestina, actuaste en Belén y Ramalah. Recordamos tu canción "La vida amurallada". ¿Qué trajiste contigo de esa experiencia?
Estuve tres veces allí y son realidades difíciles de explicar: hay que verlas. Desde luego, es una situación muy frustrante. El hombre es un lobo para el hombre y no sabemos ni lo que pasa aquí al lado. Lo peor, es la desinformación que tenemos, la fragmentación de la realidad, e incluso la psicología subterránea, que hace que la mayoría vivamos engañados, como si se nos hubiese robado el destino. Vamos a peor como no espabilemos.
En la mayor parte del globo, cada uno en su país y con su nivel de vida, somos todos parecidos, anhelamos lo mismo y sufrimos por las mismas cosas. Pero ya interesa buscar pequeñas diferencias para así tener poder unos sobre otros.

En otras declaraciones (El País), hablabas de un sistema que fagocita las críticas, y que posterga sentimientos populares como el 15-M.
Sí, decía que el 15-M se va a quedar en nada o se va a convertir en una marca como la "marca Che Guevara". Y ocurre porque el sistema fagocita las críticas en una especie de operación manejada desde arriba, y modifica el verdadero movimiento ciudadano, en el que debería haber una mayor sincronía. Provoca que no nos demos cuenta de que el vecino tiene las mismas necesidades que nosotros.

¿Egoismo de por medio?
El enfrentamiento siempre es egoísmo, poder y el creerse más que el otro.

El creerse clase alta...
Y el creerse cosas que no son. La gente se mete en ese mundo absolutivo y piensa que es más que el que vive a tres calles o el que vive en el país de más allá. Y me parece que, más o menos, todo el mundo cuando se acuesta espera lo mismo de la vida. No creo que haya muchas diferencias.

¿Qué cambio necesita en tu opinión el sistema (y quizás la mente social)?
Yo creo que así lleva la humanidad toda la historia.

Es algo cíclico, quizás...
Eso también lo creo y, como no podemos aprender por experiencia ajena, la siguiente generación de niños, se tropezará con lo mismo y se cometerán los mismos errores. Como dicen algunos, habría que dar un salto cualitativo de conciencia. Pero de momento, es como es. Y los movimientos empiezan de una manera; en seguida se establece un liderazgo y se generan otra vez jerarquías. Y finalmente el movimiento se convierte, digamos, en algo en contra de lo que luchaba.

La jerarquía horizontal es muy utópica.
Y por otra parte, siendo realistas, también es utópico eso de que "todos los hombres son iguales", porque la realidad demuestra que todos no somos iguales. Aunque sea en una dimensión pequeña, pero que al final es la que crea la excepción día a día.

¿Qué papel ha tomado históricamente y toma a día de hoy la música en ello?
chaouen solo vert
Yo en eso soy bastante incrédulo. Me parece que la mayoría de las veces la música se aprovecha y vive de ese movimiento. Así es como yo lo pienso y ya me ha costado alguna discusión con colegas. No quiero decir que haya gente que no lo sienta. Ismael (Serrano) que es amigo, no me parece que lo haga falsamente ni mucho menos. Por el contrario creo que puede ayudar a movilizar conciencias. Me parece fantástico, es un don en su caso. Sin embargo, también hay muchos grupos que utilizan estos temas porque hay un público detrás, y lo hacen sólo como autopromoción, a costa del sufrimiento ajeno; como el que hace un poema con cada evento lamentable que pasa en nuestra sociedad. Me parece que tampoco se puede jugar con el sufrimiento de la gente. El tiempo demuestra, además, quién lo hace de verdad y quién sólo se está beneficiando de ello, y no le importa si está en el 15M o en una manifestación pro... Y a veces se oye eso de "a mí la causa me la suda, pero va a venir un montón de gente". Es difícil en medio de todo este maremágnum donde a uno le utilizan para causas que a veces no están justificadas.

Hemos escuchado cómo te han preguntado alguna vez sobre la inclusión de temas como el sexo y la droga en tus canciones. ¿Sigue esta sociedad anclada en una burbuja en la que le cuesta abrir los ojos, los oídos, la boca, ver la realidad y participar en ella?
Absolutamente. En el fondo se habla mucho, a diario, pero en la mayoría de canciones ni se nombra el sexo. Ni las drogas, cuando se fuman todos los días porros. Me parece una cosa absurda. ¿De qué realidad están hablando? ¿De la realidad que no viven? O son maravillosos opositores, o en el fondo lo que están contando es lo que otro quiere oír, pero que no me parece creíble. Intentamos modificar la realidad y crear un microespacio. Seguimos siendo mojigatos y hay un doble juego un poco extraño.


LA VUELTA AL SUR: "EN CÁDIZ ESTOY COMO EN EL PARAÍSO. ME PREGUNTO POR QUÉ NO VOLVERÍA ANTES".

Tu infancia se desarrolla en un ecosistema antagónico al de tu adolescencia y madurez ("el Sur", con todo lo que lo define, y Madrid, con todo lo que representa). Vuelves a tu Cádiz natal en un momento de tu vida. ¿Qué lo motiva? ¿Es una vuelta a la infancia en algún aspecto? ¿Es una "huída al sur"? ¿Quizás un retiro espiritual y profesional?
Es un poco de todo ello y también se dieron varias circunstancias personales. Yo en el fondo siempre he añorado Cádiz, aunque llegué muy joven a Madrid, con 13 años. Nunca había pensado que fuese una vuelta a la infancia, pero sí que era una vuelta a un ecosistema y a un modo de vivir que a mí me agrada mucho y me hace más feliz. Vivir más tranquilo y sin echar ni un solo día de menos el vivir en Madrid. Aunque es verdad que voy todos los meses y que nunca estoy más de 20 o 25 días seguidos en Cádiz. Al principio pensé "voy a estar aquí un par de años y veremos", pero cuanto más tiempo pasa, más tengo claro que quiero vivir en este ecosistema, por la gente, por el clima, por el cielo... Obviamente Madrid me habrá edificado también como persona: he vivido prácticamente toda mi vida en Madrid.

Y qué echas de menos de Madrid, ¿lo mismo que dejaste atrás?
En realidad no me ha dado lugar a echarlo de menos, porque he vuelto muy a menudo y tengo muy buenos amigos, tengo buenos amores y mi familia vive en Madrid. En el fondo no he sentido ninguna desvinculación. Lo que más puedo echar de menos, a lo mejor, es la sensación de que "siempre está pasando algo"; pero es una percepción falsa, en el sentido que luego cada uno hace su vida y ninguno está en todos lados.
Nunca se sabe, quizás volveré, o no sé dónde acabaré, pero de momento en Cádiz estoy como en el Paraíso. También me imagino que eso tiene que ver con las circunstancias personales. En el fondo lo que yo sentí fue "coño, por qué no te has venido antes". Y también me fui con cierta duda, porque mi pueblo es muy pequeño, pero fue todo un acierto.

¿Profesionalmente qué ha cambiado?
Ha cambiado que estás más alejado; estás como perdido y la gente empieza a perder tus referencias, te llaman menos y tienes la sensación que has huido; como que te has quitado de en medio. Pero no me arrepiento de nada porque también ha significado cambiar muchos hábitos que tenía en Madrid.

Compartes escenario en tus orígenes con otros artistas musicalmente maduros, como Quique González. Carreras que divergen. ¿Qué recuerdos y relaciones guardas de todo ello?
Recuerdos buenísimos. Todos me dicen que soy muy mal amigo porque nunca llamo a nadie, no contesto y esas cosas... pero tengo muchísimos recuerdos, con Quique, Antonio de Pinto, Joaquín Calderón, incluso Ismael también coincidió en esa época. Y era una época preciosa porque éramos jóvenes y porque no había nada, ni discos, ni industria... sólo había música a compartir. Cosa que creo que ahora los jóvenes han pedido un poco, por estar más preocupados por triunfar que por aprender.

¿Había más compañerismo?
Creo que sí, aunque imagino que los que ahora están empezando también sentirán ese compañerismo.

Chef-Chaouen. Conocemos la poética historia/leyenda de la ciudad. ¿Qué te hace tomar el apellido artístico?
Surgió un poco por azar, porque hay elementos de esa cultura que a mí me atraían mucho: creo que también por herencia del territorio, de amigos, familiares... En el sur la gente se siente muy cercana, lo cual no quiere decir que comulgue obviamente con esta ideología al 100%. En realidad, el nombre apareció un día que yo estaba haciendo unos carteles poniendo Carlos Sánchez y mi hermana propuso lo de Carlos Chaouen... y ahí se quedó. Para mí es un nombre que se vincula con el sur, con mis sensaciones y recuerdos. Podía haber elegido Ketama, pero fue Chaouen, no por la historia del hachís como piensan algunos, sino por ser un bonito pueblo hermano, que hace 50 años era español.

NUEVAS TECNOLOGÍAS: "INTERNET ES UN TENDEDERO DE CONTACTO DIRECTO ENTRE PERSONAS"

Por último, como medio on-line que somos, preguntarte por Internet y las Redes sociales ¿en qué te beneficia y cuánto lo utilizas?
Lo uso cada vez más, aunque no a diario. Yo era de los que decía que nunca iba a tener móvil (como creo que éramos muchos) y hoy justamente llevo todo el día poniendo tweets. Opino que como todo, tiene dos vertientes. Lo negativo es que pones cosas que no quieres poner y se publican cosas que al final no tienen mucho sentido. Se pierde mucha privacidad, libertad... pero por otro lado, si estás sólo y no tienes compañía, es una herramienta que facilita estar conectado con la gente y que la aglutina en torno a los proyectos. Es una ventana que antes no teníamos. Haces canciones y las compartes para ver qué piensa la gente, directamente, sin intermediarios. Es un tendedero de contacto directo entre personas. Incluso yo lo pienso como fan y también le veo su lado bueno, para seguir a la gente que admiro. En el lado malo, también está la piratería y la costumbre de consumir todo gratis. Eso es inevitable, pero no se puede dar marcha atrás ni atajar. No hay más remedio que aprender a convivir con el modelo, ya que lo ideal es poder hacer lo que quieras y enseñarlo a la gente, sin intermediarios... en el fondo, las nuevas tecnologías permiten eso.

¿Otro plan utópico el de la ausencia de productoras e intermediarios?
En el fondo se puede hacer y ya se está haciendo: el crowdfunding funciona. Y el público te contacta directamente, como fan o como organizador... o la propia comunicación directa que existe entre los músicos. Hay que ver el lado positivo de la tecnología y no pensar sólo en la piratería. 

Fotografías: Maria Jesús Reyes (Musifoto)



¿Te gusta?



Compartir la noticia:


Relacionados con la noticia:

Noticias relacionadas
  • Carlos Chaouen rubrica su mejor concierto en Barcelona
    Virtuosismo a la Guitarra en la Sala Zac
  • Acordes Urbanos de Carlos Chaouen
  • Cancióndeautor.es entrevista a Javier Bergia
    “Me hace gracia oír hablar sobre música indie. Es lo que he hecho yo toda la vida”
  • Carlos Chaouen trabajando "En la frontera"
    El artista gaditano prepara su próximo disco
  • Madrid se abraza con las estrellas con motivo del 10º aniversario del 11M
    Participan en este homenaje nombres como Ismael Serrano, Jorge Drexler, Ariel Rot o Chaouen.
  • Artistas relacionados
  • Deja un comentario

    Por favor, identifícate para dejar un comentario. Inicio de sesión opcional.