Demo

Cancióndeautor.es entrevista a Javier Bergia

“Me hace gracia oír hablar sobre música indie. Es lo que he hecho yo toda la vida”

Cancióndeautor.es entrevista a Javier Bergia

Aprovechamos la visita de Javier Bergia a Barcelona, con motivo de su participación habitual en la gira de Ismael Serrano. Interesadísimos en todo lo que este "músico de oficio" - como él mismo se autodefinió - tenía que contarnos, quisimos reflexionar con él sobre el panorama actual de la Canción de Autor en España, de la industria musical y charlar sobre sus próximos proyectos con nuevo disco a la vista.

Nos citamos con Javier unos minutos antes de partir hacia la prueba de sonido "de esos conciertos de más de 3 horas que suele hacer Ismael", como comentaba el propio Bergia en una tarde calurosa y primaveral de Barcelona. Casualmente, un mural de acción poética flanqueaba el hotel donde se alojaba, dando ese punto de conexión entre la composición poética y musical.

NUEVO DISCO Y NUEVA ETAPA PROFESIONAL
Comenzamos la amistosa charla centrándonos en el trabajo actual del compositor, músico e intérprete que es Bergia, que nos cuenta como para cerrar este primer semestre del año tiene previstos varios conciertos en Madrid comprometidos desde hace tiempo. "Mi nuevo disco está prácticamente terminado y tenía intención de sacarlo en mayo, pero aconsejado con muy buen criterio por la que será a partir de ahora la persona que lleve mi carrera, Maruchy Suárez de Mirmidón (manager de Pablo Guerrero, Eliseo Parra... en el entorno del folk), lo lanzaremos ya en septiembre u octubre. Ahora mismo, el disco está en manos de Warner y de Universal, y probablemente sea una de estas compañías la que lo edite", nos explica Bergia reconociendo que le hace gracia cuando oye hablar del concepto de "música indie", porque es la forma que él ha tenido de trabajar durante toda su carrera. A malas – nos puntualiza – "si no es posible hacerlo de otra manera, el nuevo disco saldrá como hasta ahora bajo mi propio sello Tagomago para continuar en modo "indie".

Tras 2 o 3 años de giras en solitario por Argentina y por España, Bergia nos explica también como será su nueva etapa de directos: "Aunque tocando solo me ha ido muy bien y ha sido una experiencia muy bonita, también es triste que por las circunstancias económicas, no pueda hacerlo de otra manera. No me da vergüenza decirlo, pero sí vergüenza ajena, por lo denostada que está actualmente la música en España. Han desaparecido circuitos, era un tejido en el que trabajaba mucha gente y si nos sustraemos a los números, la industria de la música, de la cultura, del espectáculo, generaba riqueza... pero ahora nos están machacando" - afirma con indignación. A pesar de todo, Bergia nos confiesa que está realizando un pequeño casting de músicos y que ya tiene casi "fichados" a los que probablemente le acompañarán a partir del nuevo curso: un percusionista, un bajista y una violinista, con los que estrenará un nuevo formato de puesta en escena.

UNOS MÍNIMOS EXIGIBLES PARA LA PROFESIÓN
Al preguntarle por las nuevas generaciones de cantautores y las diferencias con épocas pasadas, Bergia nos reconoce como, desde un punto de vista técnico, la profesión ha mejorado enormemente y reconoce la calidad enorme que tienen todos esos jóvenes entre 20 y 30 años que vienen pegando fuerte. "Yo lo único que les achaco y que les digo a algunos de ellos, es que pongan a enfriar un poquito. Porque están tocando día tras día y en esta profesión nos falta un poco de amor propio", comenta Bergia. "Yo no estoy dispuesto a bajarme el pantalón, hasta más allá de los talones y tocar a cualquier precio y de cualquier manera. Aunque entiendo que los jóvenes están locos por triunfar y por tener un reconocimiento inmediato, mi opinión es que se trata de una carrera a largo plazo". A continuación nos explica como actualmente le resulta muy difícil pedir unas condiciones económicas o estructurales para tocar en determinados lugares, cuando otros artistas lo están haciendo por casi nada. "Ahora los músicos nos tenemos que convertir en empresarios. Yo de repente quiero venir a presentar un disco mío a Barcelona (por decir un lugar) y lo que me ofrecen se me cae la cara de vergüenza. Me dicen que me dan la taquilla, que no sé que es eso de la taquilla. No sé si es un armario para llevarme a casa... Bueno, ni si quiera la taquilla, sino la mitad de la taquilla... quizás hay que serrarla. El alojamiento por tu cuenta, el viaje por tu cuenta... y además tienes que traer 40 personas y 200 euros de garantía. Y digo, ¿qué ha pasado aquí? Esta profesión no sé ya en qué consiste. Lo del "gratis" ha hecho mucho daño y debería haber unos mínimos exigibles".

Javier se lamenta de cómo muchos cantautores de los 70 se vinieron abajo sin llegar a tener nunca el reconocimiento de la industria, citando por ejemplo al desaparecido Hilario Camacho entre otros. "Ayer por ejemplo estuve viendo un concierto precioso de Jose Mari Guzman, cantando unas composiciones hechas con un buen gusto y con una sabiduría enorme en un café de Madrid. Y pensaba como ese artista, creador de grandes canciones como Sólo pienso en ti, Señora azul... no se había podido librar de ese concepto del bareto, porque la industria nunca le había permitido llegar a los teatros. Qué país éste, qué falta de reconocimiento... es totalmente injusto."

"EL CULTO VA POR DENTRO"
Al preguntarle por si se considera un artista de culto, Bergia nos confiesa que es cierto que no se prodiga en los medios y sus discos no son sencillos de encontrar. "Algunos avezados periodistas decían de mí hace años que era el secreto mejor guardado de la canción española y yo me preguntaba por qué. Si bien es verdad que no me prodigo en bares, estrenos, fiestas... tampoco es que me esconda. El culto va por dentro". Repasando su carrera y todas las satisfacciones que le ha dado, Javier nos reconoce encantado que gracias a su "preciosa profesión" ha podido viajar, conocer mundo, emocionarse, enamorarse, tocar en escenarios maravillosos, compartir experiencias y proyectos con compañeros a los que en la mayoría de los casos, quiere y admira... "Los comienzos fueron duros" reconoce, "pero en seguida empezaron a ser maravillosos".

Hablando de gustos musicales, el autor nos reconoce como puede "presumir de haber crecido escuchando mucha música, mal llamada clásica, porque muchas veces sigue siendo la más moderna". Así como jazz, música de los 60, los 70 y un poco los 80. "Admiro mucho en lo clásico por supuesto a Bach y a Mozart; luego los impresionistas, Ravel, Debussy, Satie. En los sesenta Elvis, Los Beatles, Pink Floyd, Led Zeeppeling y los cantautores de la costa oeste: Sthepen Stills, Joni Mitchell, James Taylor, Rickie Lee Jones, Dylan... En castellano mi admiración pasa por Rodrigo García, Vainica Doble, Hilario Camacho, José María Guzmán o Pedro Ruy-Blas".

Es inevitable preguntar a Bergia sobre su relación con Ismael Serrano, uno de los artistas con los que habitualmente trabaja, tomando un papel muy destacado y cómplice en sus espectáculos. "Los dos tenemos nuestro propio sentido del humor y lo compartimos. Seguramente puede ser que Ismael sea más prudente: mantener lo conseguido le va en ello; Además, en este caso, el espectáculo lleva su nombre y yo puedo sugerir, pero estoy a sus órdenes".

"UN MÚSICO DE OFICIO"
Hablando sobre las nuevas tecnologías y los nuevos canales promocionales, en los que se mueven muy bien las nuevas generaciones de artistas, Bergia nos reconoce que él es un tipo más bien analógico: "Vivo en el campo, pretendo llevar un ritmo que no es el de este tiempo, aunque también me enfrento con estas nuevas tecnologías e intento comunicarme con el mundo. Aunque a veces, he de reconocer, que me apetece tirar la toalla y sumergirme, ya que puedo hacerlo, en un mundo interior, en el trabajar, explorar, experimentar, componer... sin tener que estar permanentemente "lanzando cohetes" para ver si la gente compra mis discos, me salen conciertos, salgo en la tele o en los periódicos".

"Yo soy un músico de oficio", nos confiesa el autor. "Desde un punto de vista técnico, yo vivo de la música y vivo muy bien, afortunadamente. El 90% de mis ingresos me vienen como compositor, que no como intérprete. Pero si yo doy un concierto, vienen 50 personas y vendo 20 discos... es un porcentaje enorme. A mí me anima a seguir adelante. ¡No debo de hacerlo tan mal!".

Y con una sonrisa y apresurado por no llegar tarde a sus obligaciones musicales, Javier Bergia se despide amablemente de nosotros, agradeciéndonos nuestra labor como portal dedicado a la canción de autor y prometiendo que seguiremos en contacto.



¿Te gusta?



Compartir la noticia:


Relacionados con la noticia:

Noticias relacionadas
  • Canciondeautor.es entrevista a Carlos Chaouen
    El triunfo no está en cuánta gente o cuántas luces hay en el escenario.
    El triunfo, para mí, siempre está en la canción.
  • Un "Punto y aparte" para Javier Bergia
    El cantautor estrena su treceavo disco en solitario con el single "Silencio"
  • Arranca la 4ª edición del Festival A Cántaros
    Del 8 al 28 de Noviembre Zaragoza y Huesca se vuelcan con la canción de autor
  • "De un tiempo a esta parte" es el nuevo disco de Javier Bergia con Begoña Olavide
    El disco incluye canciones de ayer y hoy con música original y textos de reconocidos poetas
  • Artistas relacionados
  • Deja un comentario

    Por favor, identifícate para dejar un comentario. Inicio de sesión opcional.