Demo

Cal

Los poemas de Irene La Sen tienen una voz que se arranca la piel para pisar con sus pies descalzos las colillas del tabaco que encuentra en su camino. El placer de este libro es el de la lectura y en el audio.

Artículos Relacionados

Autor

  • Deja un comentario

    Por favor, identifícate para dejar un comentario. Inicio de sesión opcional.